Por qué a usted debe importarle: La orden de Trump de construir un muro en la frontera

Why you should care: Trump's order to build a wall at the border A post from January, 2017 La fauna y el hábitat están en peligro por los impactos de la política de inmigración de la nueva administración.

Hoy, el presidente Trump ordenó la construcción de un muro fronterizo mexicano, el primero de una serie de pasos destinados a acabar con la inmigración y reforzar la seguridad nacional. La orden ejecutiva de terminar las 1.000 millas restantes tendrá un enorme impacto en la unidad biológica, la conectividad a lo largo de la frontera y la interrupción del hábitat.
Extendiéndose aproximadamente 1.900 millas a través de los estados al sudoeste de California, Arizona, Nuevo México y Texas, la frontera de los Estados Unidos y México siempre ha sido un tema de discusión entre grupos conservacionistas como Defensores de la Vida Silvestre y políticos que apoyan estirar el muro fronterizo.
Estas tierras públicas proveen hábitat esencial para cientos de especies de vida silvestre, incluyendo especies raras, amenazadas y en peligro como el lobo gris mexicano y el elusivo jaguar.
Desde principios de los años noventa, la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos ha aumentado dramáticamente el control migratorio de las zonas urbanas a zonas más remotas, y hemos visto una degradación ambiental significativa en unos de los hábitats de vida silvestre más antiguos y valiosos de la nación.

Por qué usted debe interesarse

Mientras que se construye para evitar que la gente cruce ilegalmente la frontera de Estados Unidos-México, la pared de la frontera realmente hace más para impedir que la fauna – no seres humanos – migre y se conecte con diversas populaciones a través de vastos hábitats naturales del suroeste.
Mantener los hábitats conectados es importante para cualquier especie, pero especialmente para aquellos que luchan por sobrevivir contra tantas amenazas. Para algunas especies, el muro bloqueará completamente los senderos y paisajes por los que durante siglos han viajado. Si el muro fragmenta las poblaciones e impide que los animales alcancen el hábitat necesario, es probable que estas especies no permanezcan sanas al no puedan visitar sus paisajes ecológicos. Las especies en peligro de extinción como el ocelote, el lobo gris mexicano, el jaguar y el berrendo sonorense pueden no ser capaces de migrar, intercambiar genes entre populaciones y alcanzar alimento vítale.

¿Otra alternativa?

Hay son varias soluciones científicas y de conservación mental para estirar el muro, incluyendo cercas virtuales y barreras que son amigables para la vida silvestre y que son pasables sólo para la vida silvestre.
by Hillary Esquina
READ MORE for Spanish and English versions

Comments

Stories